PROCESIÓN 25 ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN

La Virgen de la Estrella inundó de emociones las calles del pueblo

Lqa Virgen de la Estrella a la salida al patio /Ana Magro
Lqa Virgen de la Estrella a la salida al patio / Ana Magro

Salió la Virgen y el pueblo se llenó de emociones que no se vivían desde hace tiempo. Una procesión tan sumamente elegante y solemne, vivida con tanto calor por quienes acompañaron en todo momento a la Señora, preparada con tanto gusto por la Cofradía que preside Paco Murillo, es difícil de organizar, si no fuera por la pasión con la que es vivida por los santeño.

Lucio Poves
LUCIO POVES

El martes 25 de julio - día de Santiago por mas seña- olía a fiesta en el pueblo. Desde las ocho de la tarde un rio de santeños surcaba el camino de la Virgen dispuestos al encuentro con la señora, la Virgen de la Estrella, que de manera excepcional saldría de su santuario con motivo del 25 aniversario de su coronación.

Se notaba la impaciencia por ver a la Virgen que ya estaba preparada en el interior. Preciosa entre flores oliendo a nardos. Con su manto azul y la corona de Reina que hace 25 años colocara sobre sus sienes el Arzobispo Montero. Y el Niño Jesús con su coronita de rubíes. Y la estrella en la falda de la Virgen, radiante, con destellos de emociones. Y la medalla de oro que le otorgara el Ayuntamiento el día de su Coronación y el bastón de mando como alcaldesa perpetua que lo es de Los Santos, enfón la faja de general que regalaran a la Imagen...sus pendientes de piedras finas...el resplandor de plata que la identifica tanto. .

El Paso de la Virgen a la entrada en el antepatio
El Paso de la Virgen a la entrada en el antepatio / Ana Magro

El grupo de costaleras que sacaron a la Virgen de su santuario lo hicieron despacio, como requiere la circunstancia, sonó el himno de España y los primeros vivas a la Virgen. Un grupo de soldados de origen santeño acompañaban el paso. Silencio mientras se colocaban los candelabros con las tulipas, y de nuevo la emoción cuando el maestro Arrabal, mando tocar a la Banda de Música de Los Santos la marcha por él mismo compuesta- 'Ave Estrella'- empalmando estrofas del himno de la Virgen con mucha inspiración, alegre, de día de Fiesta. Iliminación de gala en el patio.

Por delante los estandartes de las distintas hermandades y Cofradías y, abriendo el cortejo, la Banda de Cornetas y Tambores Ntra. Sra. de la Estrella. Autoridades religiosas y civiles y mucha bulla alrededor de la imagen que recorrió el patio como flotando sobre el gentío. Y en el ante patio la primera plegaria cantada por Tormenta Marismeña y, en el camino de la Virgen, más emociones y paso firme de la cuadrilla de 40 costaleros y costaleras que se alternaban llevando a hombros a la Patrona. Estrellas azul y blancas en las fachadas y en las farolas, banderolas con la imagen de la Estrella. Y en Mariaños… el barrio de la Virgen, más emociones que se entremezclaron con la inauguración de la Casa de Hermandad del Nazareno, en la antigua ermita del convento cuya campana, después de tantos años…volvió a sonar al paso de la Señora. Y más vivas y más música y muchas lágrimas entre quienes, tal vez por su edad, no volverán a ver a la Virgen por las calles de su pueblo. Gentío en el enlace del Camino con la calle Badajoz y la desembocadura en la calle Isaac peral- la calle el Arenal- tan mimosamente adornada por sus vecinos. De nuevo estrellas y colgaduras de pared a pared. De nuevo el azul y blanco y el amarillo y muchas macetas a la puerta donde los vecinos, sentados en sillas, esperaban a la Virgen tomando el fresco de la noche. Y llegaron las coplas cantadas desde varios balcones. Y la parada del paso con la emoción del momento. Balcones llenos de fieles dispuestos a recibir los impactos de esa talla pequeñita pero que despide tanta majestad.

A lo lejos destacaba el resplandor que envuelve a la Imagen de la Virgen de la Estrella…una visión singular de Estrella fulgurante y única.

¡Que pequeñita es, pero que guapa va!- señalaba un forastero que se encontraba por vez primera con la señora. Y tras la calle del Arenal, la de Zafra- balcones con colgaduras de estrella y globos blancos y azules- . Y al final de la calle una gran petalada de flores que inundó el paso y llevó de nuevo las lágrimas a los ojos. El nudo en la garganta…Los vivas a la madre de Dios.

Pasó la Virgen por la plaza- terrazas a rebosar- y entró en el templo por la Puerta del Perdón, de cara al pueblo y quedó instalado el paso en el altar mayor. Magnífico trabajo costalero y de los capataces.

Plegarias, oración Mariana y plática de agradecimiento del párroco Leonardo terrazas.

Desde las nueve de la mañana la Imagen de la Virgen se puede visitar en la Parroquia durante todo el día y por la tarde a las nueve serán el quinario y la Eucaristía. Todos los días hasta la vuelta de la imagen al santuario el 30 de julio

Salió la Virgen y el pueblo se llenó de emociones que no se vivían desde hace tiempo. Una procesión tan sumamente elegante y solemne, vivida con tanto calor por quienes acompañaron en todo momento a la Señora, preparada con tanto gusto por la Cofradía que preside Paco Murillo, es difícil de organizar, si no fuera por la pasión con la que es vivida por los santeño.

Podríamos hablar de centenares- más de mil personas- las que en todo momento se dispusieron a vivir momentos, tan bellos, que luego nunca se olvidan. ¡Viva la Virgen de la estrella!.