Perro supuestamente abandonado en una calle del pueblo / HOY

PERROS SUELTOS

Una vecina anima a que se denuncien, en la Policía Local, los casos de perros abandonados

«Visto el caso omiso y pasotismo, por parte del Ayuntamiento de Los Santos de Maimona, referente al abandono y maltrato animal, animo a todo aquel que se encuentre un animal abandonado dentro del término municipal, interponga una denuncia ante la policía local«

Lucio Poves
LUCIO POVES

Personas cercanas a organizaciones de protección animal animan a los vecinos de Los Santos a que denuncien la situación de perros abandonados en la población.

Rosa Rincón, una vecina convertida en autentica defensora de los animales señala en su cuenta de en redes sociales que «visto el caso omiso y pasotismo, por parte del Ayuntamiento de Los Santos de Maimona, referente al abandono y maltrato animal, animo a todo aquel que se encuentre un animal abandonado dentro del término municipal, interponga una denuncia ante la policía local, ya que al ser responsabilidad del Ayuntamiento, como dicta la ley de protección animal de la Junta de Extremadura, es el órgano competente para ello».

Y añade en su queja que ha ratificado a este periódico que «es importante interponer estas denuncias, para quedar constancia de ello y si pásese algo, ya sea al citado animal o a personas, por accidentes provocados por estos ,el Ayuntamiento sea conocedor del abandono y no pueda evadir responsabilidades, como lleva haciendo hasta ahora».

A disposición de los vecinos

Rosa Rincón se pone a disposición de la ciudadanía. «Si ustedes, deciden no hacerlo, sea por la causa que sea, mándenme un privado, con ubicación y datos del animal, que yo estaré encantada de interponer dicha denuncia, después de haber comprobado la veracidad de ello, por el bienestar del animal y el de ustedes». Termina diciendo.

Puestos en contacto con Rosa Rincón señala a este periódico que

«Estoy en contacto con algunas asociaciones de defensa animal, que están haciendo lo mismo y ya hay sentencias firmes que condenan a un ayuntamiento a sufragar gastos veterinarios de un perrito atropellado, además de los ocasionados a las personas que lo atropellaron. Previamente había sido denunciado su abandono ante la policía local del pueblo correspondiente».