José Manuel y Carolina con su hija Carlota, la segunda de su vida en común / Guillén

NACIÓ EN EL HOSPITAL DE LLERENA

El primer bebé santeño del 2022 es una niña que se llamará Carlota

Este es el segundo de los hijos de Carolina Rodriguez Gordillo y José Manuel Guillén Moreno. El primero, José Manuel, nació durante el confinamiento de la primera ola COVID - hace 21 meses y medio - y Carlota en la sexta ola.

Lucio Poves
LUCIO POVES

El primer bebe nacido en este año 2022 ha sido una niña que se va a llamar Carlota- nació el pasado 22 de enero- y es hija de Carolina Rodríguez Gordillo y de José Manuel Guillen Moreno. Una niña preciosa que, en manos de sus papás, parece muy pequeñita pero que ya se enganchó a la teta de la madre que la criará a sus pechos como lo hiciera con su hermanito José Manuel nacido hace 21 meses y medio.

«A José Manuel – nos explica Carolina- lo tuve en el confinamiento de la primera ola de la Covid y a Carlota en la sexta ola; además, cuando llegamos a la maternidad en Llerena, tanto mi marido como yo habíamos sido positivos en COVID y lo seguíamos siendo después del parto por lo que los tres, la recién nacida, mi marido y yo hicimos la cuarentena en una habitación del hospital de Llerena. Cuando ya volvimos al pueblo éramos negativos gracias a Dios… son las cosas que pasan en medio de una pandemia».

El parto fue natural y rápido. En apenas dos horas de estancia en la maternidad, y ya estaba Carlota en el mundo-

«Una niña muy deseada por el matrimonio aunque, si hubiese sido niño, lo hubiésemos celebrado igual. Lo que Dios quiera».

La madre de Carlota trabaja en la Guardería Infantil el Chaparro de Los Santos y el padre es agricultor.

«La niña ha sido acogida con una alegría tremenda por ambas familia. Los abuelos, en principio, no la pudieron ver en el hospital por estar confinados, pero cuando hemos vuelto a casa ha supuesto una gran alegría por parte de los cuatro abuelos: para unos es el séptimo nieto y para otro el tercero».

Carlota, en estos primeros días de vida, se muestra tranquila, se ha hecho muy bien al pecho de la madre y, junto a su hermanito, será criado con mucho cariño por parte de sus padres. Carolina tiene experiencia en niños por su trabajo en la guardería, pero asegura «que esto no es igual,,,¡es mi hija!»