Pura magia / Lucio Poves

Festival de Magia

Jorge Luengo, un grande con su magia de ensueño que impactó en el público

Segundo espectáculo del Festival de Magia que concluye este domingo con un espectaculo en la Plaza de San José con el mago Jordiman. Anoche en el Monumental Jorge Luengo demostró sus grandes capacidades en todos los estilos de la magia clásica.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Los espectadores que tuvieron la oportunidad de contemplar el espectáculo del mago extremeño Jorge Luego en el Teatro monumental de Los Santos, este pasado sábado, salieron perplejos de la capacidad de este artista para hacer todo lo que quiso hacer: juegos de carta con las manos, apariciones y desapariciones de los clásicos pañuelos, adivinación de cartas en una baraja invisible.

Pero quizá lo que más llamó la atención en un espectáculo perfectamente montado por este campeón del mundo de magia, fueron los números de adivinaciones. Ese momento mágico en que es capaz de poner de acuerdo a dos personas para que digan a la ver una palabra que están pensando y que el mago adivina de antemano…pintar al revés el personaje que está en la mente de una persona y que ha visto en una revista…hacer levitar una mesa..,.

Genial, Jorge Luengo en el manejo de los voluntarios- algunos niños muy simpáticos- que le ayudan a hacer la magia, a crear sueños como los que se guardaban bajo llave- antes de empezar el espectáculo- en un cofre de los sueños. El número final antes de convertir el agua en pedacitos de nieve de papel blanco…El un largo papel guardado en dicho cofre contenía los nombres de las personas que habían compartido escenario con él…y de uno de los niños adivinó hasta la fecha de su nacimiento…Simplemente increíble.

En el Monumental, pudimos ver a Jorge Luengo en estado puro.

«Yo no he visto una cosa igual n mi vida»- relataba un asistente a la función que estaba incluida en el Festival de Magia que organiza el ayuntamiento; en el caso del mago Luengo con la colaboración de la Red de Teatros de Extremadura.

Un espectáculo de magia que engancho a los doscientos espectadores que casi llenan las butacas de la parte baja del Monumental. Grande Jorge Luengo…con su magia de ensueño. Y lo más, que se siente extremeño a pesar de haber recorrido los cinco continentes. Y así lo dice con orgullo: «tenía ganas de volver con las actuaciones en Extremadura después de la pandemia».