Tras la ceremonia / Lucio Poves

IGLESIA PARROQUIAL

Emotiva ceremonia del grupo 2º de las Primeras Comuniones celebradas este domingo 8 de mayo

Muy emotiva y preparada con muchos cariño por los catequistas, atentos a todo lo que acontecía. Ofrenda floral de los niños a las madres y a sus catequistas al final de la ceremonia.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Doce niños y niñas- del segundo grupo- han celebrado este domingo, 8 de mayo, su primera comunión acercándose por vez primera a Jesús Sacramentado. La ceremonia ha sido oficiada por el vicario de Fuente del Maestre, el sacerdote santeño José Antonio Sequeda. Muy emotiva y preparada con muchos cariño por los catequistas, atentos a todo lo que acontecía. Ofrenda floral de los niños a las madres y a sus catequistas al final de la ceremonia. Mucho trabajo que vale la pena porque será una fecha imborrable en la mente del niño o la niña. Precioso el canto de los niños dirigidos a sus padres y de estos a sus hijos.

La procesión / LUCIO POVES

Desde la Casa de la Cultura partía la procesión con los puritos y puritas muy bien organizados por las catequistas que recordaban cuando ellas hicieron su primera comunión y acompañaban la procesión del Santísimo en el día del Corpus.

Mucho movimiento, en los alrededores del templo parroquia, muchas emociones contenidas de los padres junto a sus hijos, situados en un sitio preferencial del altar y de los abuelos especialmente.

Comidas familiares

El coro Estrella y camino fue el encargado de cantar en una ceremonia que cumplió todos los requisitos que manda la liturgia, con los niños y niñas siendo los auténticos protagonistas.

Las huchas que han presentado estos niños como ahorro en estos últimos meses, irán destinadas a Caritas en Ucrania.

Cada uno de los participantes en esta ceremonia, que no se les olvidará jamás, ha recibido un recuerdo de la Virgen de la Estrella a cuyo santuario acudieron con sus padres para rezar ante la Patrona.

A la ceremonia religiosa han seguido las comidas con la familia. Algunas muy multitudinarias y otras más discretas. Y también los regalos que se hacen por una celebración tan especial. Es el tercer Sacramento que reciben después del bautismo y el perdón.

Estos niños han llegado preparados espiritualmente por sus catequistas bajo la dirección de párroco Leonardo Terrazas quien, en esta ocasión, no ha podido presidir la celebración por estar en cuarentena por la COVID.