Momento de la entrega de un recuerdo a Diego Hidalgo. / LUCIO POVES

CENTENARIO DE UNA EMPRESA FAMILIAR

Diego Hidalgo, homenajeado en el Balneario del Raposo al cumplirse el centenario de su fundación

En el acto, además de la familia Cortés, propietaria del Balneario, donde trabajan muchos santeños, estuvo el Presidente de la Junta de Extremadura, el de la Diputación y los alcaldes de Usagre, Puebla de Sancho Perez y Los Santos de Maimona entre otras muchas autoridades.

Lucio Poves
LUCIO POVES

El Balneario El Raposo conmemoró anoche, con un acto, su centenario como empresa. En el mismo, acompañando al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, participó el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, junto al primer edil de Puebla de Sancho Pérez, Agustín Reja, y a la alcaldesa de Usagre, Nuria Candalija.

Diego Hidalgo en su discurso / LUCIO POVES

El director general del Raposo, Ignacio Cortés destacó que en con este día se pretendía hacer un homenaje a sus fundadores, las familias Alonso e Hidalgo, y en representación de ellas estuvo presente el filántropo Diego Hidalgo Schnur que revivió algunos episodios relacionados con el balneario. Además, Cortés destacó la importancia de esta conmemoración, al tratarse «de una empresa familiar en la que han trabajado tres generaciones» haciendo una carrera de resistencia. A la cuarta generación les ha pedido seguir con el negocio pero teniendo presentes unos valores como «el sacrificio, la pasión, el orgullo de pertenencia y la responsabilidad».

Con el Presidente de Fundación Maimona, el director y la directora de proyectos / LUCIO POVES

Historia

La Sociedad Alonso e Hidalgo S.R.C, propietaria y explotadora del Balneario El Raposo, se constituyó el 1 de julio de 1922 en la notaría de los Santos de Maimona. En 1925 se construyó un hotel de 20 habitaciones dobles que tuvo como nombre 'San José' y que sirvió para alojar a las personas que empezaron a llegar al balneario en busca de alivio a sus dolencias. En 1926 se obtuvo la Declaración de Utilidad Pública y pasaría, el establecimiento, a ser considerado como balneario.

En el año 1943 entraría a formar parte del accionariado de la sociedad la Familia Cortés, siendo Carlos Cortés quien compró el 50% de las acciones de la Sociedad del Balneario a la familia Alonso, constituyéndose así la Sociedad Hidalgo y Cortés S.R.C.

Posteriormente fue Antonio Cortés, su hijo y padre de los actuales accionistas, quien se hizo cargo, junto a su esposa Pilar Moro, de la gestión y administración del Balneario.

En el año 1997 se produce el fallecimiento repentino de Antonio Cortés y sus cuatro hijos (Ignacio, Gonzalo, Álvaro y Jaime, actuales administradores de la sociedad) junto a su viuda, llevaron a cabo en 1999 la compra del 50% restante de la Sociedad a la familia Hidalgo. Así quedó constituida la actual Sociedad Balneario El Raposo S.L y en ese momento se inició un período de profundas transformaciones, consistentes en obras, reformas, ampliaciones, para dotar al hotel y balneario de los servicios e instalaciones con los que cuenta en la actualidad.

Miguel Ángel Gallardo, por su parte, apuntó que este centenario pone de manifiesto «el trabajo de la empresa familiar, pues tres generaciones han puesto lo mejor para llevar adelante el negocio y hay una cuarta generación calentando el banquillo». Además, ha valorado el papel de los fundadores que demostraron su «amor a Extremadura».

El presidente de la Junta de Extremadura, por su parte, señaló que todo lo relacionado con la población de edad o la «economía de las canas, es un reto para quien sepa verlo y entenderlo».

Asimismo, agradeció la «naturalidad» de los dos regidores de Usagre y Puebla de Sancho Pérez, «por ponerse de acuerdo buscando el interés general».