Visista guiada al Capricho de Cotrina / LUCIO POVES

TURISMO

El Capricho de Cotrina se ha convertido en el motor del turismo en Los Santos de Maimona

Las excursiones de distintos puntos de España para contemplar esta obra del maestro Francisco González son continuas y la hija del autor, Pilar, y su hermano Roberto están dando un impulso importante a la construcción de estilo 'gaudiano' que tanto atrae a los turistas

Lucio Poves
LUCIO POVES

El Capricho de Cotrina se está convirtiendo en el auténtico motor turístico de Los Santos. La afluencia de viajeros para visitar este 'monumento privado de estilo gaudirreoide', así lo demuestra y además sirve de polea de transmisión para una estancia más larga en Los Santos con comida incluida en restaurantes del pueblo.

Las excursiones de distintos puntos de España para contemplar esta obra del maestro Francisco González son continuas y la hija del autor, Pilar, y su hermano Roberto están dando un impulso importante a la construcción de estilo 'gaudiano' que tanto atrae a los turistas. Pili porque es la mejor cicerone para la visita guiada a los grupos y Alberto porque sigue construyendo no solo lo que todavía falta en el complejo turístico, sino porque está pendiente de las zonas donde por el tiempo aparecen algunos desperfectos. Los visitantes no se obligan a nada pero siempre dejan una propina que sirve para el mantenimiento del edificio.

«Nosotros no recibimos ninguna ayuda ni del estado ni de la Junta ni de la Diputación; hasta los dípticos que hemos hecho para entregar a los visitantes los hemos pagado nosotros- afirma Pili quien asegura que, tras la visita al Capricho, muchos visitantes se van al centro del pueblo para comer en restaurantes y visitar- no siempre- algún monumento de la mano de los guías turísticos voluntario.

La visita a Cotrina se puede calcular en miles de turistas que llegan de distintos puntos de España a veces en una ruta ya programada que incluye otras poblaciones de la zona.