25 AÑOS DE LA CORONACIÓN

Francisco Romero: «Hemos de seguir transmitiendo a los más jóvenes, la devoción a la Virgen de la Estrella»

Homilía de Francisco Romero /Lucio Poves
Homilía de Francisco Romero / Lucio Poves

Hoy presidirá el Quinario el Arzobispo de Mérida Badajoz Monseñor Celso Morga y cantará la Coral Santeña. La preparación de la homilía estará a cargo de la Pastoral familia, hermandades y Cofradías.Mañana domingo a las 11,30 será la visita de los mayores de la Residencia y la misa a las 12 estará presidida por el párroco Leonardo Terrazas.

Lucio Poves
LUCIO POVES

En el primer día de Quinario en Honor a la Virgen de la Estrella presidió la eucaristía el sacerdote Francisco Romero- Párroco de Olivenza y delegado Episcopal- quien fuera en tiempos de la coronación vicario parroquial y una persona muy activa para conseguir dicha coronación junto al párroco Ángel Muñoz.

En su homilía insistió en que los mayores debemos mantener la tradición de devoción a la Virgen de la Estrella «y trasmitirla a generaciones venideras». En este primer día de quinario cantó el coro de la Asociación del Sagrado Corazón de Jesús.

Un momento de la conferencia de Francisco Romero
Un momento de la conferencia de Francisco Romero / Lucio Poves

En su conferencia posterior, celebrada en la Casa de la Cultura, Romero contó las vivencias como uno de los promotores de la coronación de la Virgen. Estaba recién ordenado sacerdote y lo primero que se encontró al llegar al pueblo, fue un cierto movimiento anti coronación que pronto se fue reconduciendo en todo o en parte. «Porque la coronación fue importante ya que supuso el empuje de todo el pueblo».

Habló de los requisitos que impuso el obispo para llevarla a cabo: una reevangelización- que se consiguió con unas misiones populares llevadas a cabo por los padres Claretianos- una obra social- la compra de una casa por once millones de las antiguas pesetas para Centro Social Parroquial- y el arraigo popular de la devoción a la Virgen María – cosa que en Los Santos era fácil de demostrar con el cariño a la Estrella – y la renovación de los estatutos de la Cofradía de la Estrella adecuándolo a lo que exige la Iglesia.

Según Francisco Romero, de la Coronación nació una Parroquia más fortalecida y floreciente y un pueblo más unido.

Describió el momento de la coronación como único en su vida de sacerdote y señaló que, junto al recién nombrado arzobispo de la también recién creada Provincia Eclesiástica de Extremadura, oficiaron tres obispos: Coria Cáceres, Plasencia y el de Huelva que, como anécdota, tuvo que dejar la mitra al Arzobispo Montero porque la suya la había olvidado el secretario en Badajoz. Y para colmo le estaba muy ancha.

«Fue la coronación el primer acto oficial que se llevó a cabo en la provincia eclesiástica de Extremadura y la primera coronación que como obispo llevó a cabo el recién nombrado Arzobispo de Mérida Badajoz Monseñor Montero».

También explicó que por circunstancias de la edad de Montero, fue él quien colocó la corona en las sienes de la Virgen «ya que el Arzobispo, que tenía problemas de visión así me lo pidió cuando ambos estábamos ya en la escalera dispuesta para el momento de la coronación».

Tras la conferencia el mayordomo de la Virgen de la Estrella, Francisco Murillo, hizo entrega a Francisco Romero de un azulejo que se ha acuñado especialmente con el logotipo de los 25 años de la Coronación.