El sector servicios fue el único en el que se redujo el paro en el último trimestre.

El paro bajó en 12.000 personas en 2021 pese al mal cierre del año

Extremadura perdió 17.700 ocupados en el último trimestre y ganó 2.200 desempleados

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El paro en Extremadura se redujo en 12.000 personas en 2021, un dato que podría ser aún más positivo si no fuera por el mal comportamiento del mercado laboral en el último trimestre del año, en el que se registraron 2.200 desempleados más respecto a septiembre.

La Encuesta de Población Activa del último periodo de 2021 deja un sabor agridulce. En el lado bueno, se cerró un año de reactivación para el empleo tras los efectos de la pandemia. En el malo, los datos negativos del cierre del ejercicio.

La encuesta elaborada por el Instituto Nacional de Estadística deja en 92.700 el número de parados en la comunidad. Es el mejor dato en el cierre de un ejercicio desde 2008, que terminó con 88.100. Además, son 12.000 menos que un año antes, casi un 11,5% menos, con bajadas en todos los sectores, especialmente en agricultura e industria.

Sin embargo, el último trimestre fue negativo para el empleo, con 2.200 parados más, con un notable incremento entre los hombres y caída entre las mujeres. Por sectores, subió el desempleo en construcción y agricultura, pero sobre todo en el colectivo en busca de su primer empleo o que han dejado su último trabajo hace más de un año con 6.500 más. Por el contrario, bajó en servicios en 5.000 efectivos. Sin la campaña de Navidad el resultado podría ser aún peor.

La sensación por tanto es que 2021 fue un buen año para el empleo, pero que podría haber sido mejor. El paro en Extremadura bajó, un 11,5%, aunque por debajo de la media nacional, que pasó del 16,5%. Especialmente en el último trimestre, en el que el desempleo solo subió en cinco comunidades, mientras que en el conjunto del país cayó más del 9%. Esto deja a la región con una tasa del 18,94%, de nuevo la segunda más alta de España tras Andalucía.

Los datos son aún peores en la ocupación. El año terminó con 396.600 personas trabajando (también la mejor cifra al final de un ejercicio desde 2008), 10.200 más que al cierre de 2020 pero 17.700 menos que el trimestre anterior (con subida en Cáceres y bajada en Badajoz) y un mal comportamiento tanto en hombres como en mujeres. Por sectores, el empleo en el último periodo del año cayó en todos los ámbitos, especialmente en servicios con 7.300 menos. Aunque es más notable, por su menor peso en la economía regional, la bajada en 6.500 efectivos en industria.

Como en el caso anterior, el aumento de la ocupación en 2021, un 2,66%, estuvo por debajo de la media nacional. Y mientras que en el último trimestre el país generó empleo, aunque de forma tímida, en la región se redujo un 4,26%, el tercer peor dato de las comunidades autónomas.

La disparidad entre ocupación y desempleo en el último trimestre del año en la región se debe a que todas esas personas que dejaron de trabajar no pasaron al paro, sino a la inactividad, con un incremento destacado en el colectivo de estudiantes, 12.900 más. Extremadura perdió 15.400 activos entre septiembre y diciembre y 1.800 en todo 2021, personas en edad de trabajar pero que abandonan la búsqueda de empleo. Un síntoma de que la recuperación se estanca, aunque también pudo deberse al arranque de la sexta ola.