DEPORTE SANTEÑO INTERNACIONAL

Reme Carrasco campeona del mundo de Triatlón en Samorin

La entrada en meta, sabiéndose campeona fue toda una gozada /
La entrada en meta, sabiéndose campeona fue toda una gozada

Hace sólo unos días vía redes sociales nos llegaba la fantástica noticia de que nuestra paisana volvía a dar la campanada y subirse a un pódium, pero no a uno cualquiera, sino a una prueba mundial y al cajón más alto. La localidad de Samorín en Eslovaquia, coronó a nuestra gran deportista, que cada vez que compite es para acrecentar su enorme palmarés. Campeona del mundo en su grupo de edad de 45 a 49 años en Triatlón.

LORENZO MONTAÑOLOS SANTOS DE MAIMONA
LA SANTEÑA REME CARRASCO EN LO MAS ALTO DEL PODIUM
LA SANTEÑA REME CARRASCO EN LO MAS ALTO DEL PODIUM

Con muchas dudas empezaba la temporada para la deportista santeña Reme Carrasco, tras no conseguir encontrar su mejor forma en algunos eventos en los que había participado. Según ella misma nos reconoce no tenía pensado ir a esta prueba, que sin embargo le ha servido para de nuevo demostrar que a pesar de todo, el trabajo y el esfuerzo siempre dan sus frutos. «En principio, esta carrera no estaba en mi calendario ya que solo lo habíamos enfocado para las pruebas del Mundial 70.3 de Niza y el Ironman de Hawai. Hace algo más de un mes en abril hice el 70.3 Challenge de Salou, en el que no acabé nada contenta pero me dio plaza para ir al mundial a Samorin ( Eslovaquia )»- Comenta Reme

Tras plantearse de nuevo un poco la temporada con su entrenador Alex Meroño, vieron que era un buen momento para trabajar algo más la parte de bicicleta de la prueba ya que el circuito se adaptaba a las características de la santeña, aunque la preparación ha sido con altibajos debido a las lesiones que no le han dejado estar a tope, pero siempre con ganas a pesar de todo.

MUCHO TRABAJO ENCIMA DE ESA BICICLETA PARA LLEGAR EN PLENA FORMA AL MUNDIAL
MUCHO TRABAJO ENCIMA DE ESA BICICLETA PARA LLEGAR EN PLENA FORMA AL MUNDIAL

«Los entrenos se centraron más en la bici, hay muy buenas ciclistas y además iban las mejores del mundo, e incluso hay profesionales que se pasan a los grupos de edades en estas pruebas. Estudiamos a fondo el recorrido y lo que debíamos hacer para estar arriba, 36km/h los 90km, no quedaba otra que entrenar mucho, pero sin descuidar la natación y la carrera».

LOS DÍAS PREVIOS POR LA ZONA

«Mi entrenador y yo nos desplazamos el día 30 de mayo a Viena y de ahí a Brastilava (Eslovaquia) donde nos quedábamos a dormir. El viernes fuimos a entrenar un poco a Samorin mientras que el sábado llevamos la bici y la dejamos para el día siguiente. Incluso no sabíamos si podríamos hacer el sector de natación porque el Danubio está muy sucio, contaminado, frio y con mucha corriente debido a que estuvo lloviendo toda la semana».

EL DÍA DE LA COMPETICIÓN

Una hora antes del inicio de la prueba es cuando la organización confirma que si se nada, pero que el agua está muy fría y que hay corrientes, así es que le toca sufrir un poco a nuestra paisana.

«A las 9.30 dan la salida y salgo convencida que voy a darlo todo y que yo puedo. La natación es complicada y dura ya que cuesta mucho nadar contra corriente y aunque estaba el bastante fría no pase frio en ningún momento. Salí del agua la 5ª posición.

REME A TOPE EN EL SECTOR DE LA BICI
REME A TOPE EN EL SECTOR DE LA BICI

Me cambio y a dar pedales que es lo que hemos entrenado y empiezo a pasar chicas. La carretera aunque llana tenía con un asfalto un poco malo, rugoso y con baches, sobre todo la parte que pasa por el río Danubio y además la vuelta con viento en contra, aun así me encanto y disfruté al mismo tiempo que sufría, ya que las piernas me dolían bastante al final.

La última transición es clave y momento de disfrutar por lo bien que lo había hecho «Cuando llego a boxes para comenzar la carrera Alex, me dice que voy 1ª y le llevo por lo menos 5 minutos. Aunque los dolores iban creciendo, comencé la carrera bien por los diferentes espacios por los que discurría a veces por hierba, otras por albero y una cuesta con bastante desnivel que se subía tres veces, aunque el peor enemigo eran los 35 grados de calor que hacía». Un tiempo invertido de 4 horas y 53 minutos.

CAMPEONA!!!!
CAMPEONA!!!!

Campeona del mundo a pesar de… «Una anécdota que me paso en la carrera a pie me baje la parte de arriba del tritaje por el calor que hacía y un oficial me hizo pararme y subírmela, no podía ir en top». – Menos mal que la distancia con las perseguidoras era suficiente.

Después de un par de días de descanso, viendo el entorno y ya en su casa de Barcelona nos habla de sus sensaciones tras ser campeona del mundo de triatlón, todavía muy emocionada «Fue una carrera impresionante, soñada y hecha realidad, con los pelos de punta en la que disfrutamos y emocionamos tanto mi entrenador como yo. Campeona mundial ….. es algo increíble, todavía me cuesta creerlo. Quiero agradecer este triunfo a mucha gente que siempre está detrás de mí dándome sus fuerzas y ánimos pero en especial a mi entrenador Alex Meroño por su gran apoyo incondicional y confianza».

Sin duda alguna todo un ejemplo ésta gran deportista santeña. Enhorabuena Reme Carrasco y a seguir disfrutando del deporte como tú sólo sabes hacerlo.