La cachorra de mastín fue atendida en las dependencia policiales / POLICIA LOCAL

RESCATE

Agentes de la Policía Local y Rural rescatan a una cachorra de mastín atrapada por una pata en un cepo

Fuentes veterinarías han informado que habrán de apuntar la pata. El suceso ha tenido lugar ayer domingo, en la zona de la Dehesa Vieja de Los Santos, y el aviso a la Policía lo dió un cazador, que estaba cazando por la zona, y sus perros descubrieron al animal herido.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Una perra cachorra de pelo 'verdugo' , de apenas 1 año, de la raza mastín, fue rescatada ayer domingo por agentes de la Policía Rural y Local de Los Santos tras el aviso de un cazador, Antonio, que estaba cazando en el Coto Social con sus perros por la zona de la Dehesa Vieja de Los Santos y descubrió a la perra, en el interior de un tubo de arroyo, atrapada por un cepo de los utilizados para la caza furtiva de jabalies o zorros. El animal se había refugiada en ese lugar con una herida muy grave que la estaba llevando a una muerte cierta. Según los testigos el lugar olía a carne putrefacta que ya desprendía la herida.

El cepo en primer plano y la perra metida en el tuvo de un desague en un arroyo. / POLICíA LOCAL

El cazador dio aviso a la Policía Local quien movilizó a su vez a la Rural y, un agente de cada uno de estos cuerpos, se desplazó a la zona y, junto con el cazador, sacaron al animal de tubo del arroyo donde se encontraba.

El cepo es de los utilizados furtivamente para la caza de zorros o jabalíes y provocó una gran herida con fractura abierta del hueso de una pata trasera del animal, que fue trasladado a las dependencias policiales, donde fue cuidado por los agentes mientras iniciaban las gestiones pertinentes.

Los policías metieron a la perra en el coche / POLICÍA

Uno de los guardias encontró en las dependencias una vieja chaqueta de la Policía Local y cubrió a la perra con ella dando testimonio del gran compromiso que la Policía Local y Rural tienen con los animales en Los Santos. Lo han demostrado con sus acciones muchas veces.

El Centro Veterinario Clinivex de Badajoz se hizo cargo del animal, para curar las heridas. Según la información de los veterinarios, habrán de amputar la pata debido al mal estado de la misma, tras permanecer varios días atrapada en el citado cepo que se utiliza en caza furtiva. Tras la recuperación – según parece la perra es fuerte- se buscará una familia de acogida.

Muy peligrosos

El peligro de la utilización de este tipo de cepos que se cierran al ser pisados, es grave porque igual que la perra pudo haber sido pisado por algún cazador o por otros animales en el campo.

Fuentes policiales han indicado a este periódico que se harán las pesquisas correspondientes para saber si hay colocados algunos cepos más de estas característica por la zona y saber del dueño de la perra que no tiene colocado Chip pero si un collar con una cadena que le resolgaba.

Lo más probable es que la perra se topara con el cepo de una manera casual, al paso por algún lugar de la zona donde estaba colocado de manera consciente- es decir abierto- para que cualquier animal al pisarlo quede atrapado.

La Policía Local condena en su página Web, de forma contundente, «el uso de este tipo de dispositivos para la caza, por ser un método nada selectivo, y recuerda que su utilización se encuentra totalmente prohibida por la legislación española».