GENTE SIN ESCRÚPULO

Varios vecinos se quejan de los hurtos de objetos que están en los nichos del Cementerio

Varios vecinos se quejan de los hurtos de objetos que están en los nichos del Cementerio

La Policía Local alude a que es muy dificil porque nadie señala a nadie ni hay testigos presenciales de una acción que puede achararse a alguna persona desequilibrada.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Hasta este periódico han llegado las quejas de varios vecinos por los hurtos que se perpetran en ciertos momentos en el cementerio municipal de recordatorios de los difuntos, flores y otros objetos de poco valor material pero mucho valor sentimental. Esta serie de hurtos se vienen produciendo desde hace al menos 2 años de una manera intermitente y se sospecha de que sean varias las personas que se dedican a estos actos de mal gusto.

«A nosotros nos ha llegado hace ya tiempo algunas quejas puntual en este sentido pero es muy difícil de investigar a nadie porque ni se tienen pistas ni descripciones de testigos que los hayan visto, todo parece indicar que por el sitio donde se producen su autor sea una persona un tanto desequilibrada»- señala el Jefe de la Policía Local.

Tanto la Policía Local como la Guardia Civil hacen rondas por los alrededores y en el interior del Campo Santo pero es difícil resolver este tipo de acciones.

Solo el respeto a los difuntos puede evitar estos desagradables hurtos que suponen para las familias que los sufren un fuerte golpe moral.

Es muy difícil coger a nadie in fraganti porque, el responsable de abrir y cerrar el cementerio, a veces, no está físicamente allí y otras veces está realizando los trabajos de jardinería correspondiente o adecuando tumbas o asistiendo a entierro. Es por tanto fácil que, por el procediendo del descuido, cualquier persona, con poca catadura moral o un cierto desequilibrio emocional, pueda llevarlos a cabo.