XXV ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN DE LA VIRGEN

Siguen los preparativos para recordar la coronación de la Virgen de la Estrella

Procesión de sacerdotes hacia el altar de hace 25 años . /Hoy
Procesión de sacerdotes hacia el altar de hace 25 años . / Hoy

Hace veinticinco años- un 30 de julio- el arzobispo de Mérida Badajoz - Monseñor Antonio Montero- coronó canonicamente la omagen de Ntra. Sra. de la Estrella en una ceremonia llena de emociones. Ahora estamos en plena preparación de áquel importante acontecimiento.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Fue un treinta de julio de 1994 y se habían superado muchas metas interpuestas por el Obispado para coronar la Imagen de la Virgen de la Estrella. Los misioneros claretianos habían llevado a cabo una misión evangelizadora en el pueblo con muchas asambleas familiares y se había adquirido con un préstamo una casa para centro Social Parroquial que lleva el nombre de Ntra. Sra. de la Estrella y que la Cofradía de la Estrella, no hace muchos años, ha terminado de pagar.

Se engalanaron las calles con muchas estrellas y los colores blanco y amarillo porque la Virgen, antes de ser coronada, vino al pueblo- como ahora el día 25 de julio- y se le hizo un pregón y una novena predicada por varios sacerdotes, uno de ellos el desaparecido padre Chano quien dio el último empujón a los más reticentes con la coronación. Se pusieron colgaduras cuando la virgen, de vuelta a su santuario- en esta ocasión el días 30- , volvió a recibir el cariño de los vecinos de Los Santos. Empezaron a llegar emigrantes que no se quisieron perder el día de la coronación, caluroso pero apacible y más de 10.000 personas, según las crónicas, se concentraron en el ante patio frente un estrado suntuoso donde fue llevada la Virgen por costaleros del Nazareno. El Arzobispo de Mérida Badajoz Don Antonio Montero - recién nombrado por el Papa- acompañado por los obispos extremeños y el de Huelva presidieron una ceremonia extraordinariamente bella, solemne y bien organizada.

Sobre las sienes de la imagen fue colocada la corona de oro y piedras preciosa y el Ayuntamiento hizo entrega a la Sra. de la primera medalla de oro del pueblo- oro de verdad-.

Música, cantos, emociones, mujeres de mantillas y lágrimas, muchas lágrimas, en una tarde noche inolvidable cuanto un estruendo de cohetes y bandadas de palomas surcaron el cielo azul del Santuario.