PROTESTA VECINAL

Los vecinos de la colonia Asland exigen la misma atención por parte del Ayuntamiento que el resto del pueblo

Camino de entrada a la urbanización /Lucio Poves
Camino de entrada a la urbanización / Lucio Poves

Los informes técnicos del Ayuntamiento sostienen que son suelo urbano no consolidado a diferencia de lo recogido en el PGOU

ANA MAGRO

Los vecinos de la Colonia Asland llevan años reclamando al Ayuntamiento que también lleguen hasta allí los servicios «que les pertenecen y corresponden por ley como a cualquier otro vecino de Los Santos de Maimona por ser esa zona, tal y como recoge el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), suelo urbano consolidado y tal como establece la ley de este suelo», según indica el presidente de la asociación de vecinos de esta urbanización, Fran Cortegana. En la actualidad son 13 las familias que viven en esta urbanización, aunque cuatro de ellas han arreglado y suplido por su cuenta las carencias.

Las principales deficiencias, según detalla este vecino en representación del resto, es la falta de asfaltado, acerados, y un alumbrado precario. «Para construir nuestras viviendas nos concedieron licencia de obra como suelo urbano, la cédula de habitabilidad, así como la licencia de primera ocupación, que solo te la pueden conceder cuando tienes todos los servicios urbanísticos en la zona en suelo urbano consolidado. Hemos pagado nuestros impuestos igual que si estuviéramos en el centro del pueblo, pero no vemos repercutido los servicios como el resto», asegura este vecino, que asegura que desde 2011, cuando se aprobó definitivamente el PGOU, están reclamando que el Ayuntamiento al menos asfalte las calles o arregle las farolas. Justo al lado está la Fundación Maimona, ahí sí han asfaltado la calle, colocado farolas nuevas, vienen los jardineros a preparar los árboles, el servicio de limpieza de calles también vienen, a ellos sí los tratan como si estuvieran en el centro del pueblo, pero nosotros que estamos justo al lado, nada».

En el año 2017 los vecinos cuentan que convocaron una reunión con el alcalde, el arquitecto municipal y el secretario, para llegar a una acuerdo: «estábamos dispuestos a colaborar económicamente con el Ayuntamiento para poder asfaltar las calles con un presupuesto estimado de unos 10.000 euros, el propio Ayuntamiento, que es propietario de más terrenos que los vecinos, debería asumir la mayor parte. Pero nos encontramos con una negativa, consideraron estos terrenos privados y nos tendríamos que hacer cargo de un proyecto de urbanización. Desde esa reunión hemos estado registrando solicitudes para que nos den por escrito informes de nuestro ámbito, según viene en el Plan General, pero en los informes que nos han dado son lo que consideramos una opinión personal del arquitecto, que indica que los terrenos no comprenden en la actualidad todos los servicios precisos, con los que se les deberá atribuir la condición de suelo urbano no consolidado, a lo que añaden un informe del secretario con nuestras obligaciones, todo en contra de lo que recoge el Plan General».

Este tema ha sido tratado en varias ocasiones en los Plenos municipales, incluso el portavoz del grupo socialista, Juan Barrientos ha solicitado un informe a la Junta de Extremadura para que clarifique lo que sucede. Por su parte, el alcalde, Manuel Lavado, ha expresado su intención de colaborar con los vecinos y sostiene que los vecinos deben colaborar en la urbanización de esa zona, puesto que los informes de los técnicos califican a esos terrenos como suelo urbano no consolidado.

«Hemos consultado a 3 abogados, con losservicios técnico-jurídicos de la Mancomunidad Rio-Bodión, hemos hablado con 2 arquitectos y todos nos dan la razón y se echan las manos a la cabeza de lo que está haciendo el Ayuntamiento con nosotros», señala, el presidente de la asociación, que asegura que la única vía que les queda es poner una denuncia contencioso-administrativa.

La Colonia Asland se creó en 1955. Cuando la fábrica cerró en 1973, vendió algunos terrenos y el resto, junto con la propia fábrica de cemento, fue cedido al Ayuntamiento.