OBITUARIO

Ha muerto Antonio Martínez, el maestro de la eterna sonrisa

Antonio Martinez, el amigo de la eterna sonrisa /HOY
Antonio Martinez, el amigo de la eterna sonrisa / HOY

Antonio Martínez Gonzalez ha muerto en la clinica Clideba de Badajoz, despues de estar ingresado en el Hospital de Zafra. El cadáver, será trasladado al tanatorio de Burguillos del Cerro y el entierro será el domingo por la tarde A LAS SIETE en dicha localidad.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Nos ha dejado Antonio Martínez, el amigo de la eterna sonrisa, mi compañero en tantas correrías en el campo. La última vez desde una silla de ruedas en un puesto de perdigón, hace ya algunos años, cuando su enfermedad le minaba sus movimientos y, a pesar de todo tiró un macho. Antonio ha sido un hombre bueno, que vivió parte de su vida en Los Santos adonde llegó de maestro. Nació en Burguillos, un pueblo al que quiso siempre y donde se retiró para morir en paz junto a su mujer, Julia que lo ha cuidado como una autentica heroína durante todo este tiempo.

A Antonio se le saltaban las lágrimas en público con frecuencia, porque en el fondo era un sentimental que ,durante su tiempo en Los Santos- llegó a ser concejal de UCD con Cipriano Tinoco- hizo muchos por este pueblo y removió voluntades para potenciar deportes como el baloncesto al que tuvo una especial dedicación pero también otros muchos en las Escuelas deportivas. Sus alumnos, años después, cuando ya tenían más de treinta años le tributaron un entrañable homenaje por su dedicación a ellos y a este deporte.

Tanto es así, que la Federación Extremeña de Baloncesto, le propuso hace una decena de años a la Caja Rural para la concesión del Premio Gracias a la Promoción Deportiva que le fue entregado en la Finca El Toril dentro de los Premios Espiga de esta entidad.

«Yo – a lo largo de mi vida y hasta que me ha dejado esta enfermedad que padezco- no he hecho más que otros muchos amantes del deporte quienes, de manera desinteresada, lucharon por una vida mejor y más sana para nuestros jóvenes». Dijo entonces Antonio.

Aquel día estaba feliz, ya con su bastón, pero andaba. Luego se le tributo un gran homenaje en Los Santos. El Ayuntamiento, presidido por Manuel Lavado, y por decisión unánime de la Corporación y con el apoyo especial del Baloncesto Maimona, le pondría el nombre de 'Antonio Martínez' al Polideportivo Cubierto que hasta entonces y durante años no tuvo nombre. De nuevo sus alumnos se volcaron en regalos de camisetas con su nombre.

Me acordaré de Antonio siempre por su voluntad positiva, por su superación día a día contra la enfermedad que ha sido muy cruel, pero que asumió desde el principio y nunca perdió la sonrisa. Fueron muchos los paseos que, ya invalido, pude dar con él en el coche, viendo soltar perdices, recorriendo nuestras fincas de caza, incluso haciéndolo cazar sentado en la silla desde la que acertó un conejo. En un video, estrenado en Canal Plus sobre 'cazar a los setenta', Antonio aparece, ya tocado por la enfermedad, pero siempre colaborador y dispuesto a lo malo que había anidado en él, no le ganara la batalla. Aquel día lloró.

Antonio tenía un alma transparente como el cristal, sus ojos miraban con una limpieza inusitada; el deporte – incluida la caza a la que se dedicó con mucha afición - fueron su pasión, junto a su familia, lo más importante para él: su mujer Julia, sus hijos y nietos.

Se va Antonio Martínez dejando una estela de amigos, porque nadie podía negarse a ser amigo de Antonio tras conocerlo. Un hombre sin una pizca de maldad. Te vas con la sonrisa en la cara, sin haberte quejado ni un momento de tantos sufrimientos en estos años. Te vas Antonio, pero con la certeza de que en Los Santos te queremos porque quedaste una huella muy profunda que las generaciones venideras sabrán reconocer cuando pregunten ¿Y por qué este pabellón se llama Antonio Martínez?... Y alguien le contestará…»Porque una vez hubo en Los Santos un caballero del deporte, un buen maestro de escuela, que se desvivió porque, lo más jóvenes, llevaran una vida sana».