EN EL HOSPITAL NIÑO JESÚS

Una familia de Los Santos lucha en Madrid por curar a su hija de un trastorno alimenticio

Gema a la puerta de la Casa /Mayte
Gema a la puerta de la Casa / Mayte

Desde hace seis meses la niña,Gema, y su madre Mayte viven en esta casa de la Fundación McDonal, que ayuda a niños con tratamientos en hospitales de Madrid. Los fines de semana se reúnen y viven, en la misma casa, el padre y el otro hijo.

Lucio Poves
LUCIO POVES

Daniel Bautista Candelario y Mayte Soto Díaz es un joven matrimonio de Los Santos que, desde el nacimiento de su hija Gema- que ahora tiene siete años- llevan luchando por encontrar una solución a su trastorno alimenticio. Gema está ahora en Madrid, en el Hospital del Niño Jesús, porque en Extremadura no existe un equipo multidisciplinar que pueda tratar este trastorno. Toda la familia, incluido el hijo mayor Daniel, están volcadas con Gema

Desde Marzo pasado, Gema está en Madrid y responde satisfactoriamente al tratamiento. Su madre está con ella permanentemente y ambas viven allí en una auténtica casa de familia la casa Ronald de la Fundación Ronald McDonald

-Mayte,como encontraste la Fundación. ¿Quién te ayudó?

La asistenta social de psiquiatría del Hospital fue la que nos informó de la existencia de esta Fundación y la que nos preparó toda la documentación para poder solicitar la Casa Ronald de Madrid.

- ¿Que tipo de familiares de enfermos viven en la casa de la Fundación y en qué zona de Madrid está? .

La Casa Ronald de Madrid se encuentra en la Avenida Menéndez Pelayo, 65, dentro del recinto del hospital Niño Jesús, zona del Retiro. En esta casa vienen derivados niños enfermos del Hospital Niño Jesús, el Gregorio Marañón, La Paz y el 12 de Octubre y de todos los servicios con los que cuentan dichos hospitales: oncología, hematología, traumatología, psiquiatría...

-¿ Pagáis algo por estar allí. De qué espacio disponéis y cuantas otras personas viven en ella?

En conjunto disponemos de un espacio de 3000 m2 totalmente gratuito y cada familia, durante su estancia, dispone de habitación con baño privado y se nos aporta ropa de cama y aseo. Hay habitaciones con capacidad de entre 2 y 5 personas. Contamos también con zonas comunes como salones, gimnasio, sala de juegos, lavandería, sala de play y ordenadores, colchonetas y una gran cocina común donde cada familia dispone de su propio mueble y frigorífico. Un dato muy importante a tener en cuenta es que dispone de parking gratuito lo cual supone también un gran ahorroconsiderable a las familias. El alojamiento diario de esta casa es de unas 70-75 personas.

-¿Cómo es tu vida a diario con Gema ?

Gema tiene tratamiento diario en el hospital y, como bien dice la frase principal de la Fundación «mantenemos a las familias juntas», tenemos la gran ventaja de que los papás, hermanos, abuelos...puedan venir a visitarnos e incluso pasar con los niños en tratamiento todos los días que quieran. En nuestro caso, mi marido y mi hijo Daniel de 9 años, vienen los fines de semanas a pasarlo con nosotras y eso hace que el tratamiento, estando juntos, sea más llevadero.

-¿ Porqué este trastorno alimentario que tiene tu hija no se puede curar en Extremadura?

En Extremadura, de momento, no hay tratamiento para trastornos alimenticios en niños tan pequeños, y el Hospital Niño Jesús de Madrid tiene un hospital de Día donde Gema está siendo tratada notando en estos meses bastante mejoría.

Quiero recalcar que los profesionales del hospital están haciendo un trabajo excepcional con Gema, pero en su caso en concreto, está siendo fundamental también La Casa Ronald de Madrid. Tenemos un ambiente hogareño, nos sentimos totalmente como en casa, conocemos a muchas familias que nos apoyamos mutuamente y hay un equipo, tanto de administración como de voluntarios a diario, que hacen que aquí nos sintamos en casa. Es admirable la labor que hacen tantos voluntarios que vienen a diario a realizar labores de limpieza, planchado, o a jugar con los niños y hacer innumerables talleres a la semana (manualidades, talleres de cocina, espectáculos de magia, cine...).

- ¿Esperas volver pronto a Los Santos?

Todo depende de la evolución que vaya teniendo Gema en los próximos meses.

- ¿Cómo estáis llevando toda la familia esta cuestión y especialmente tú?.

Es difícil dejar un trabajo y tu casa y venir a una ciudad nueva. Pero gracias a esta casa y a todo lo que nos está dando la estancia en Madrid está siendo más llevadera y hoy por hoy puedo decir que, vivir en la casa Ronald de Madrid, está siendo la mejor experiencia de mi vida.

Muchas familias de enfermos que tienen que dejar su casa para ir a grandes ciudades para tratamientos especiales saben lo duro que es todo. Mayte ha encontrado – asegura- un auténtico hogar que, para el trastorno que tiene su hija, es fundamental en el tratamiento

«Mi mensaje principalmente en primer lugar es de agradecimiento a la Fundación Ronald McDonald, es incalculable lo que hacen por nosotros y tantas familias que tenemos que desplazarnos fuera de nuestra comunidad para hacer frente a tratamientos médicos largos. Su trabajo es maravilloso y nos hacen sentir a todos, pese a la situación, como en casa».

Mayte también anima a empresas, a particulares, a todo aquel que quiera colaborar dentro de sus posibilidades para hacer que esta Fundación pueda crecer aún más «y siga haciendo tanto bien por los niños enfermos y sus familias. Con muy poco que demos todos tendremos mucho en la Fundación»