Premio María Moliner

La biblioteca ofrece todo un menú literario en conserva para todas las edades

Los escolares visitaron la exposición /Cedida
Los escolares visitaron la exposición / Cedida

Su proyecto 'Cuentos en conserva' ha sido seleccionado por el Premio María Moliner del Ministerio de Cultura que está dotado con 1.700 euros que han de destinarse a la compra de nuevos libros

ANA MAGRO

El proyecto presentado por la Biblioteca Pública Municipal Aniceto Samino León, 'Cuentos en Conserva', ha sido uno de los seleccionados por el Premio María Moliner que cada año concede el Ministerio de Cultura a poblaciones menores de 50.00 habitantes. Este premio está dotado con 1.700 euros que deben ser destinados a la adquisición de fondos bibliográficos.

El objetivo de este proyecto es el fomento de la lectura a través de diferentes talleres y actividades, haciendo que forme parte del ocio familiar.

Todavía se puede visitar la exposición fotográfica 'Adivina qué cuento se sienta a la mesa', que muestra en imágenes libros clásicos desde otro punto de vista y con la que las familias pueden interactuar. Esta exposición ya fue visitada por los alumnos de tercero y cuarto de Primaria de los tres colegios de la localidad. Estos mismos alumnos tuvieron la oportunidad de hacer brochetas de fruta, haciéndoles ver la importancia que tiene la vida y la cocina saludable, al mismo tiempo que se les ofrecieron las nociones básicas para saber ayudar a los compañeros que tengan alguna intolerancia alimentaria.

También destinadas a un público familiar son las latas en conserva recicladas para que los más pequeños averigüen de qué cuento se trata, a la vez que se pone en valor el medio ambiente y la creatividad, ya que todas ellas están elaboradas con papel y cartulina reciclados.

Los pequeños ya pudieron disfrutar en agosto de un cuentacuentos, incluido también en este proyecto, a cargo de Nacho Terceño en la plaza de la Niña de la Tortuga, 'Vino y se fue'.

El público adulto dispone de un menú literario especialmente pensado para ellos. En la entrada se encontrarán la 'bibliococina', una gran pizarra con el menú semanal y libros envueltos, todos ellos, de alguna manera tienen relación con la gastronomía o contienen alguna receta en sus páginas, y, aunque se dejan pistas del posible título del libro, hasta que no se abra el paquete no se verá de cual se trata.

La bibliococina
La bibliococina / Cedida

Tanto la exposición fotográfica, como los dioramas y la bibliococina se podrán visitar hasta después de Navidad. La directora de la biblioteca, Toni Sánchez, asegura sentirse «sorprendida por la acogida y la participación de la familia en todas las actividades».

Hasta el momento han pasado ya por la biblioteca más de 100 niños, que tienen a su disposición los libros adaptados y obras originales que se reflejan tanto en la exposición fotográfica como en las latas. También han sido muchos los adultos que están disfrutando de libros de narrativa seleccionados para la ocasión con vinculación directa o indirecta con la gastronomía.