Los más pequeños recuperan la tradición de hacer farolillos con melones en esta fecha

Con este objetivo y a propuesta del AMPA del colegio Juan Blanco ayer se llevó a cabo una concentración y un paseo por las calles

Algunos niños al inicio de recorrido con sus faroles
MELONES POR CALABAZAS

A las 18:30 horas estaba prevista la concentración en la Plaza de España. Hasta allí se acercaron los niños con sus farolillos decorados e iluminados, así como sus padres que también participaron de la actividad que tuvo una muy buena acogida. Sobre las 19.00 horas se inició un recorrido por las calles San Miguel, Teniente Valle, Ramón y Cajal, Sevilla y Salvador para terminar de nuevo en el paseo de las barandas.
La presidenta del AMPA del colegio Juan Blanco destacó el éxito de participación, "el objetivo es recuperar la antigua tradición de los farolillos con melones, se ha conseguido y al mismo tiempo se mezcla con otras nuevas, esto es bueno porque enriquece", dijo María José. Y es que, además de portar los originales farolillos, muchos niños y algún que otro padre participaron ataviados con disfraces propios de la fiesta de Halloween como brujas, demonios, esqueletos o almas en pena.
Los farolillos fueron elaborados por los niños en casa con ayuda de sus padres. Sólo necesitaron un melón, una vela, una cuerda e imaginación para decorar el más original de los faroles, que a juzgar por la cara de los más pequeños causaron una gran sensación.