Llevar flores a los difuntos es más caro este año

Son miles los santeños que estos días han llenado el cementerio municipal para visitar y preparar las tumbas de sus difuntos

Los nichos del cementerio adornados con flores para el día de Todos los Santos
EL DÍA DE TODOS LOS SANTOS

Y es que por tradición ésta es una de las jornadas con más ventas de flores de todo el año. A pesar de la subida del IVA que ha experimentado este sector -de un 8 a un 25 por ciento- que ha repercutido en el precio final de las flores, casi nadie ha dejado a sus difuntos sin ellas, aunque sí aseguran las floristerías locales que se ha vendido menos y este año se ha optado más por colocar centros con flores artificiales.
Las flores más demandadas por los santeños son las margaritas -las más asequibles con un precio que ronda los 5,50 euros la docena- y los claveles -la docena está en torno a los 7,50 euros. La gente también ha seguido comprando, aunque menos, otras variedades como el pimpón y el crisantemo. Por la subida del precio este año se han vendido menos flores con precios más elevados como es el caso de las rosas.
Es difícil calcular la media que cada familia se gasta en flores este día, ya que depende del número de difuntos a los que tenga que honrar y la cantidad de jardineras y jarrones de las que se componga la lápida. Generalmente el gasto medio en un nicho compuesto por una jardinera o dos jarrones, comprando las flores naturales más asequibles rondaría como mínimo los 30 ó 40 euros, ya que las flores naturales serán sustituidas en pocos días, cuando se mustien, por centros y jarrones de flores artificiales, que ya suelen estar comprados y decorados para que luzcan en la tumba durante todo el año y cuyo precio varía mucho dependiendo del tipo de flor que se elija.
Sólo en claveles y margaritas las floristerías santeñas han despachado más de 1.000 paquetes, lo que supondrían más de 6.300 euros, cantidad a la que hay que sumar los ramos de otro tipo de flores, las jardineras y los jarrones -tanto naturales como artificiales que han sido unos 700- que se preparan por encargo y que elevarían muy sustancialmente el montante final.